viernes, 15 de mayo de 2009

Rúbrica.

En la casa de la palabra,
la boca y el oído se buscan,
como si fueran sexo opuesto.

Espiando el espacio
donde la música y la poesía
hacen el amor.

Empañando;
la silueta en el espejo.

No hay comentarios: