viernes, 4 de septiembre de 2009

México de Hambre.

Ya me dijeron por ahí que mi blog parece más blog político que otra cosa debido a la gran cantidad de posts que tienen ese tipo de contenido. Pero es que en estos tiempos hay cosas que son imposibles de evadir. Yo sé que existe la clara tendencia en los jóvenes de atender cualquier otra cosa que no sea política. Pero esto cruza la frontera de la política. Es la vida. Soy rete-mexicano y a pesar de que amo profundamente mi país, cómo me duele. Me duele mucho México. Mi tierra cautiva en la belleza y el no puede ser. Donde todo y nada es posible.

Posteo este video en La Silueta (cortesía del Universal) que me dejó con un nudo en la garganta. De esos que todos los días me deja la mirada triste de algún adulto mayor en un alto. Los policías de Tlalnepantla agarrando incautos. Los recién veintidós ejecutados de Juárez y la violencia de Michoacán. Todos los caídos, vivos y muertos, bajo la garra del poder sucio e inmerecido. Robado y asqueroso. Aquel que no ha servido para otra cosa sino jodernos la vida.

No hay comentarios: