lunes, 1 de junio de 2009

La Vecina de Blanche DuBois.

La primera obra de teatro que vi en el teatro del Tec CEM fue José el Soñador. Estaba integrada por puro exa-tec. Recuerdo que me gustó mucho la producción aunque desde ese entonces la obra en cualquiera de sus presentaciones me ha parecido bastante ñoña. Llevaba yo año y medio de Arte Dramático con Armando Olabuenaga (q.e.p.d.) y todavía no sabía que se estaban haciendo este tipo de producciones en la escuela, cuando me prometí entonces no perderme ninguna y fue así que pude ver entre otras, Un Tranvía llamado Deseo.

La única referencia que yo tenía de esta puesta en escena era la obra donde Marge Simpson era protagonista. Ahora que la veía en vivo y a todo color en el Tec podía enterarme un poco más de la historia y sus componentes. No estuvo mala, pero recuerdo que gran parte del elenco logró pasar desapercibido por mi cabeza. Todos excepto una persona. Era una chava muy guapa cuyas escasas intervenciones en la obra fueron suficientes para impactarme. Salí del teatro diciendo: "La chava que hacía de la vecina no mames... qué buena actriz". Y quizás desaté en ese momento la energía necesaria para que el universo conspirara y la hiciera años después, una de mis mejores amigas; Elsy Reyes.

Después de los años que han pasado desde ese entonces, hemos consolidado una muy buena amistad donde me he sentido privilegiado al ser testigo de su talento y su gran trabajo. Sin embargo, siempre tuve la caprichosa inquietud de algún día compartir tabla y trabajar juntos. Pues de nuevo el universo conspiró y ahora se ha vuelto una realidad. Elsy Reyes es ahora parte del elenco oficial de Crisis Modelo para Armar, y aunque paradójicamente tenemos pocas escenas juntos, puedo decir ahora con más orgullo que trabajo con ella y que estaremos en el mismo escenario cada domingo.

Ya no más personajes de Tennessee Williams, ni la vecina de Blanche DuBois. Ahora es Carla, mi tía, la que añora por fiestas donde conocer a algún amor. La que secretamente guarda en su corazón la imagen del desahuciado canceroso. La que de manera pusilánime aceptó dos mil nuevos pesos por mi secuestro. Y la que quiero tanto, porsupuesto.

No hay comentarios: